lunes, 20 de octubre de 2014

Un disfraz de esqueleto low cost

Hasta hace unos años el día 31 de Octubre no había nada que celebrar, era la noche previa al Día de los difuntos, pero siguiendo los efectos de la globalización de un tiempo hacia aquí también hemos hecho nuestra la noche de Halloween y quien más y quien menos ha celebrado una velada con amigos disfrazado de monstruito.
Pues para aquellos que tengáis una cita y os guste reutilizar, os dejo una solución sencilla, que no quiere decir que no requiera de algo de tiempo, para hacer un auténtico DIY de disfraz de esqueleto.




Lo primero que necesitamos es ropa vieja (no la volveréis a aprovechar) con las siguientes características: una camiseta de manga larga estrecha, unas mallas negras (pantalones largos de running por ejemplo), unos calcetines negros, unas zapatillas negras (ideales estas típicas chinas) y unos guantes negros.
Lo segundo es pintura acrílica blanca (en tiendas de manualidades o bellas artes), un pincel y una imagen de un esqueleto (de un atlas de anatomía o en imágenes de Google por ejemplo).

Y ya sólo toca ponerse a pintar siguiendo el patrón de la imagen del esqueleto:

Camiseta:
Empezaremos por la camiseta, a la que deberemos pintar los brazos, costillas y columna. Antes de empezar os podéis poner la camiseta y con cuidado marcar las partes clave para que coincidan con él puesto, como por ejemplo codos, homoplatos, costilla inferior, pelvis,...
Después la estiráis sobre la mesa y completáis el dibujo. Es importante que el pincel deslice pero sin ir muy cargado de agua para que no empape la ropa. Es cuestión de paciencia.
Veréis que se van quedando unas pequeñas rayas en función de como sea el tejido, no os preocupéis, le dan un cierto relieve al dibujo. 
Si sois puristas, podéis pintar también la espalda.

Pantalón:
Una vez tenemos la camiseta, toca pintar las piernas. Si el material es elástico, os recomiendo que lo pintéis con él puesto. No es cómodo, pero es efectivo ;-)
Poneos la camiseta para saber dónde debe solaparse la pelvis y de ahí, fémur hacia abajo. En esta parte si queréis pintar la parte trasera os tendrán que ayudar o podéis pintar sin él puesto aunque al ponerlo se quebrará mucho la pintura.

Calcetines y zapatillas:
Cuando tengáis el pantalón, nos ponemos los calcetines y las zapatillas y seguimos pintando con ellas puestas hasta la última falange del pie.

Guantes:
Por último, sólo os faltarán las manos, os recomiendo poneros el izquierdo y pintar sobre él si sois diestros (al revés si sois zurdos). Cuando lo tengáis, sacadlo y replicad el dibujo sobre el otro guante sin llevarlo puesto, teniendo uno dibujado es más fácil.

Con esto ya tenéis el disfraz listo. Ahora sólo os falta la parte de maquillaje para la noche de Halloween. Necesitaréis cera para cara de color blanco y de color negro (en tiendas de disfraces o de accesorios para Halloween) y una referencia de las muchas que podéis encontrar por internet como por ejemplo este magnífico maquillaje de esqueleto.

Y ya lo tenéis todo, así que a pasarlo monstruosamente bien!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...