jueves, 17 de abril de 2014

Excursión al Castell de Burriac, Cabrera de Mar (Barcelona)

Para todos los que en un momento u otro hayáis circulado por la C32 de Barcelona hacia El Maresme o la Costa Brava, seguro que os ha llamado la atención un pequeño castillo que se puede ver una vez hemos pasado el peaje de Vilassar. Se trata del Castell de Burriac, en Cabrera de Mar.




No conozco mucho la historia del castillo a parte de que data de 1017, que perteneció inicialmente a los señores de Sant Vicenç y posteriormente a en el s.XIV a los de Bosc para caer en desuso a partir de XVIII, según el artículo de la Wikipedia sobre el castillo de Burriac.


Para llegar hasta allí, debemos llegar a la población de Cabrera de Mar (que no os engañe el nombre, el núcleo urbano está en la montaña por encima de la autopista). Hay varias opciones, dejar el coche en Cabrera o en un parking algo más arriba (os lo recomiendo si váis con niños).
Para llegar allí, tenéis que acceder desde el Carrer de Sant Vicenç, y pasar a una pista de tierra que os llevará montaña arriba hasta un parking (justo donde una cadena no permite que lleguen más vehículos).
Las coordenadas GPS del aparcamiento son: N 41º 32' 11,6" E 2º 22' 56,6". Desde allí la excursión completa (ida - castillo -vuelta) son 2,8km y unas dos horas con pausas. Si lo hacéis desde Cabrera, algo más del doble en distancia.




Desde allí iniciamos la ruta por la pista ancha que sigue tras la cadena, tomamos el primer desvío a la derecha y seguimos dirección al castillo. Desde allí no tiene pérdida.
En algunos tramos veréis senderos que se adentran el el bosque con espacio para una o dos personas, son atajos que cruzan el bosque y que harán el camino más ameno y fresco, en mi ruta Wikiloc veréis desde donde se toman.




Al llegar al final del segundo atajo, apareceréis justo enfrente (hacia la izquierda) de la pista que sube al castillo (hay un hito que indica Castell de Burriac)  o si queréis algo más de aventura y trepar un poco con los niños, podéis girar por la pista hacia la derecha y a menos de 10 metros encontraréis un gran monolito. Justo enfrente se adentra entre los árboles un sendero por el que podréis acceder al castillo bastante rocoso y en el que habrá que trepar un poco (fácil incluso con niños).




Puestos a probar, os recomiendo el camino rocoso de subida (es más épico ;-) y bajar por la pista de vuelta. 
Una vez arriba tendréis unas grandes vistas de todo el Maresme y Barcelona al fondo por un lado y todo el interior por el otro.

Disfrutad de la excursión!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...